Director:
Julián Plana

Colaboradores:
Véase Página de Firmas

Producción:
Tarsis.net
La originalidad y la intención de Ortega no están en la primera parte de la frase, la anterior a la coma, sino en la posterior a esa coma. De hecho, yo soy yo y mi circunstancia, que es una referencia al Ideen de Husserl, publicado meses antes (Ich bin ich und meine Umwelt), puede ser una sentencia disculpatoria: yo soy yo pero, claro, está también mi circunstancia... Sin embargo, la frase completa de nuestro pensador nos obliga a la acción y nos hace responsables del resultado.
Sí, sí, "cuentos"...


La Profecía autocumplida

 

Imagínese usted un pueblo muy pequeño donde hay una señora mayor que tiene dos hijos, uno de 19 y una hija de 14. Está sirviéndoles el desayuno y tiene una expresión de preocupación. Los hijos le preguntan qué le pasa y ella les responde: ‘No sé, pero he amanecido con el presentimiento de que algo muy grave va a sucederle a este pueblo’.

El hijo se va a jugar al billar y, en el momento en que va a intentar una carambola sencillísima, el otro jugador le dice: ‘Te apuesto un peso a que no la haces’. Todos se ríen. Él se ríe. Tira la carambola y no la hace. Paga su peso y todos le preguntan qué pasó, ¡si era una carambola sencilla! Y él contesta: ‘es cierto, pero me he quedado preocupado de una cosa que me dijo mi madre esta mañana sobre algo grave que va a suceder a este pueblo’.

Todos se ríen de él, y el que se ha ganado su peso regresa a su casa, donde está con su mamá, feliz con su peso y le dice: le gané este peso a Dámaso en la forma más sencilla, porque es un tonto. ¿Y por qué es un tonto? Porque no pudo hacer una carambola sencillísima, según él, preocupado con la idea de que su mamá amaneció hoy con la idea de que algo muy grave va a suceder en este pueblo. Y su madre le dice: no te burles de los presentimientos de los viejos, porque a veces ocurren.

Una pariente que estaba oyendo esto va a comprar carne. Le dice al carnicero: ‘deme un kilo de carne’ y, en el momento que la está cortando, le dice: ‘mejor córteme dos, porque andan diciendo que algo grave va a pasar y lo mejor es estar preparado’. El carnicero despacha su carne y cuando llega otra señora a comprar un kilo de carne, le dice: ‘mejor lleve dos porque hasta aquí llega la gente diciendo que algo muy grave va a pasar, y se están preparando y comprando cosas’. Entonces la vieja responde: ‘Tengo varios hijos, mejor deme cuatro kilos’… Se lleva los cuatro kilos, y para no hacer largo el cuento, diré que el carnicero en media hora agota la carne, mata a otra vaca, se vende toda y se va esparciendo el rumor.

2012, película de catástrofes dirigida por Roger Emmerich en 2009

Llega el momento en que todo el mundo en el pueblo, está esperando que pase algo. Se paralizan las actividades y de pronto, a las dos de la tarde, alguien dice: ¿se han dado cuenta del calor que está haciendo? ¡Pero si en este pueblo siempre ha hecho calor! Sin embargo -dice uno-, a esta hora nunca ha hecho tanto calor. Pero a las dos de la tarde es cuando hace más calor. Sí, pero no tanto calor como hoy. Al pueblo, todos alerta, a la plaza desierta, baja de pronto un pajarito y se corre la voz: ‘Hay un pajarito en la plaza’. Y viene todo el mundo espantado a ver el pajarito. Pero señores, dice uno, siempre ha habido pajaritos que bajan aquí. Sí, pero nunca a esta hora.

Llega un momento de tal tensión para los habitantes del pueblo que todos están desesperados por irse y no tienen el valor de hacerlo. Yo sí, soy muy macho -grita uno-. Yo me voy. Agarra sus muebles, sus hijos, sus animales, los mete en una carreta y atraviesa la calle central donde todo el pueblo lo ve. Hasta que todos dicen: ‘si éste se atreve, pues nosotros también nos vamos’. Y empiezan a desmantelar literalmente el pueblo. Se llevan las cosas, los animales, todo. Y uno de los últimos que abandona el pueblo, dice: ‘que no venga la desgracia a caer sobre lo que queda de nuestra casa’, y entonces la incendia y otros incendian también sus casas. Huyen en un tremendo y verdadero pánico, como en un éxodo de guerra, y en medio de ellos va la señora que tuvo el presagio, que le dice a su hijo que está a su lado: ¿vistes m’ hijo, que algo muy grave iba a suceder en este pueblo?

 

Este “cuento” viene a eso mismo, a cuento, de la profecía del Sr. Rajoy y sus ministros desde principios de este año y respecto al conjunto del 2012 (1)

Se atribuye a Gabriel García Márquez. Lo habría narrado en un congreso de escritores. Pero si el lector sabe de alguno de sus libros en el que esté incluído, por favor, díganoslo. Gabo parece ser que mencionó en ese congreso que, de publicarlo, sería algo distinto (según Gustavo Mata, véase
http://www.gustavomata.org/articulos/la-crisis-economica-mundial).

¿Se habrán retraído los intraemprendedores de las grandes y medianas empresas, los emprendedores, sobre todo los “pequeños” y los quizá a punto de aparecer, esperando “tiempos mejores”, mejores augurios de nuestros, digamos, gobernantes? ¿Habrá influido todo esto, en una escalada hacia abajo (2), obligando a empeorar aún más las previsiones, incluidas las de los organismos internacionales, y así sucesivamente, en un diabólico circulo vicioso que ya engloba el 2013?

En circunstancia.net se está preparando un estudio sobre el verdadero papel de la prospectiva y las “previsiones”, que no es que sean algo que aparezca escrito en el muro —como el Mene, Mene, Tekel, u-Pharsin que antecedió a la caida de Belshazzar y la invasión de los persas—, sino que son una hipótesis de trabajo, un dato sólo “posible”, que es preciso superar con la confianza en nosotros mismos y el esfuerzo; especialmente de los ahora desorientados emprendedores.

No son, pues, una profecía desalentadora.

Todo lo contrario, Sr. Rajoy, todo lo contrario.

 

JP

 

(1) Recuerden que se insistía en que no saldríamos de la crisis en 2012, pero empezaríamos a notar la mejoría en el 2013. Luego, la impresión que se nos empezó a dar era la de que tampoco el 13 podía considerarse un buen número…

(2) ¿Qué pasa? ¿Ellos pueden decir “crecimiento negativo” y yo no puedo decir “escalada hacia abajo”?

Primera Página

Creado con Wordpress | Traducido por Wordpress España