Director:
Julián Plana

Colaboradores:
Véase Página de Firmas

Producción:
Tarsis.net
La originalidad y la intención de Ortega no están en la primera parte de la frase, la anterior a la coma, sino en la posterior a esa coma. De hecho, yo soy yo y mi circunstancia, que es una referencia al Ideen de Husserl, publicado meses antes (Ich bin ich und meine Umwelt), puede ser una sentencia disculpatoria: yo soy yo pero, claro, está también mi circunstancia... Sin embargo, la frase completa de nuestro pensador nos obliga a la acción y nos hace responsables del resultado.
Libros especiales

EL CAMPO DE MONTIEL DE DON QUIJOTE Y SANCHO. Aventura literaria y gastronómica.

  de María Ángeles Jiménez

Libro Ángeles

 

¿Es un libro de cocina? No exactamente.

Pero si lo fuera, sería uno de los más agradables e interesantes que he conocido. ¡Un libro de cocina con argumento!

Y por la explicación de sus recetas y por sus ilustraciones. La autora ha cocinado personalmente y fotografiado la mayoría de los platos.

Pero no es una chef de cuisine.

Es la Directora de la Biblioteca Municipal de Villanueva de los Infantes, una fascinante biblioteca como corresponde a la fascinadora Ciudad de Infantes; una biblioteca con fondos  infrecuentes y frecuentes actividades culturales, animadoras y lúdicas, fuera de lo frecuente. (Sí, sí, juguemos con las palabras, que nunca llegaremos a aquello que leía don Alonso Quijano, antes de transmutar en don Quijote de la Mancha, en alguno de aquellos libros suyos: la razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra fermosura).

¿Es que como libro de cocina que no es, pero si lo fuera,  se limita a los platos mencionados en el Quijote, como otros varios que mi librero personal, Javier Rodríguez (el propietario de la clásica Librería Cervantes de  Alcalá de Henares, la librería de Javier, como enfatiza ahora para que todo el mundo sepa que es una librería de librero), estuvo ayer poniendo en mis manos?

No. ¡Qué va! Porque este libro no se limita a nada. Así de simple.

Reiniciemos. No se puede negar, con este título, que, al menos, este libro comienza a caminar por el Campo de Montiel, la bella y contrastada (ciudad, aldeas, castillos, ventas, molinos, las lagunas de Ruidera…) comarca natural de La Mancha.

A propósito: no cabe duda —porque serían demasiadas coincidencias— de que Miguel de Cervantes tomó docenas de notas sagaces sobre precisamente esta comarca, e incluso estimó las distancias a rocín y burro desde ella, para asegurarse la coherencia de su novela. Además es que lo dice, cuando escribe que, ya en la primera salida de sí mismo y de su lugar de la Mancha, don Alonso Quijano, “comenzó a caminar por el antiguo y conocido campo de Montiel (y es la verdad que por él caminaba)”.

Ah, es un libro de viajes por el Campo de Montiel de Don Quijote y Sancho, y luego más allá hasta el mar de Barcelona… Con anotaciones, comentarios…

013

Mis amigo extremeños dirán: “mira, unos bujíos”

¡Sí, pero tampoco!

Es una completa lectura personal de ambos libros o partes del Quijote que hace la autora, deteniéndose, no sólo pero sobre todo, en los platos que se mencionan. No únicamente en los que les es dado probar a los protagonistas (pobrecitos míos) sino en todos. Y aún en los que no se mencionan pero que consta a la autora que se cocinaban en aquellos lugares y momentos.

Una deliciosa, fluida, culta, documentada, lectura de la autora, que comparte  generosamente con nosotros.

Muy recomendable para hacer boca, y nunca más apropiadamente dicho, dada la proximidad del 2016, cuarto centenario del segundo libro de El Quijote.

 

JP

 

ISBN: 978-84-7789-269-4  

Editado por el Aula de Cultura de la Diputación de Ciudad Real.

 

Primera Página

 

Creado con Wordpress | Traducido por Wordpress España