Director:
Julián Plana

Colaboradores:
Véase Página de Firmas

Producción:
Tarsis.net
La originalidad y la intención de Ortega no están en la primera parte de la frase, la anterior a la coma, sino en la posterior a esa coma. De hecho, yo soy yo y mi circunstancia, que es una referencia al Ideen de Husserl, publicado meses antes (Ich bin ich und meine Umwelt), puede ser una sentencia disculpatoria: yo soy yo pero, claro, está también mi circunstancia... Sin embargo, la frase completa de nuestro pensador nos obliga a la acción y nos hace responsables del resultado.
Notas para Un Proyecto de Añadir la Educación a la Enseñanza

¿ES EDUCACIÓN LO QUE LLAMAN ASÍ? 1ª parte

Lo que no se enseña a nuestros niños y jóvenes
COLABORE CON MÁS HECHOS Y MÁS IDEAS
Etimológicamente, es decir, 'originariamente', educación, como dice el “Corominas”, está emparentado con ducere, conducir, pero proviene de educere, sacar, conducir afuera. Se trata de conseguir que, desde niño hasta siempre, las casi infinitas potencialidades del individuo se conviertan en valores. En beneficio de todos, y no sólo pero empezando, obviamente, por resultar sumamente beneficioso para el mismo individuo.

HECHOS

Una conocida periodista publica una entrevista con un afamado cantautor en un semanario de gran tirada. La foto principal de las que ilustran la entrevista muestra a ambos sentados en el filo del respaldo del banco de un parque público, con los pies calzados puestos sobre el asiento, sobre el lugar de sentarse; sobre el lugar, si se quiere, convencional de sentarse.

A lo largo del boulevard Juan Bravo, en Madrid, grupos de jóvenes están sentados de igual forma en los bancos mientras beben directamente de la lata de refresco o el gran vaso de plástico de cerveza vendidos entonces en los bares y kioscos. Un reportaje fotográfico de un diario asimismo de los de mayor difusión los propone como ejemplo -es de suponer que por una implícita comparación con los más degenerados drogadictos- de juventud sana.

Señoras mayores, ancianos, etc., se sentarán después “convencionalmente” en estos bancos de paseos y parques, tras quizá intentar limpiarlos para preservar sus posiblemente no muy abundantes ni nuevos trajes y vestidos.

Se trata de un fallo en una de las vertientes del Principio de Consideración, inherente a la Inteligencia. Ocurre que en ningún momento de lo que pomposamente llamamos “sistema educativo” se aprende a actuar inteligentemente, aunque todos convenimos en que la inteligencia es lo que debe gobernar nuestra vida.

Dos jóvenes de una típica urbanización, junto con otros dos de la ciudad cercana, van en el coche del padre de uno de ellos por las calles de la ciudad, después de una fuerte lluvia. Al pasar a una velocidad inadecuada según el Reglamento de Circulación, que prevé esta contingencia, salpican a un matrimonio de edad avanzada que camina por la acera. El hombre les insulta. Detienen el coche, bajan y se dirigen hacia él. Le pegan. El hombre cae al suelo, le siguen pegando, incluso con el paraguas arrancado a las manos de su espantada esposa, que resulta roto. El hombre muere poco después en el hospital de un ataque cardiaco. Ninguno de estos cuatro muchachos habría sido capaz en solitario de esta cobardía; los cuatro juntos, sí. Es el efecto gang, tan sumamente peligroso como puede verse. En ningún momento del sistema educativo se les previno contra él.

En el tramo de la calle Cartagena de Madrid entre las calles Clara del Rey y la Avenida de América, un motorista atropella a un peatón que atraviesa indebidamente. El atropellado tras una violenta pirueta cae al suelo y queda en postura fetal. Diferentes peatones invaden la calzada, detienen la circulación y se disponen a hacer algo. Una ATS testigo también del atropello les grita: ¡No lo toquen! Avisemos a la Clínica de aquella esquina. No la escuchan. Levantan al atropellado por los hombros y las piernas y lo están llevando a sacudidas hacia la clínica cercana. Ingresa cadáver. En ningún momento del sistema educativo se enseñaban Primeros Auxilios.

Etc., etc.

La creatividad es previa a la innovación, ésta a la investigación y ésta a la práctica

Uno de los ejercicios que propuse en mi seminario de Creatividad (que se reunía en lo que hoy es el Salón de Grados de la Facultad, con alumnos de cuarto curso de Ciencias de la Información de la cátedra del Dr. Luis Solano),  fue la generación de una lista de cuestiones, sin duda “interesantes” para la formación humana, que no habían encontrado lugar en ningún momento de todo lo que hemos dado en llamar “Sistema Educativo”, minuciosamente reglamentado, de la guardería al master o el doctorado. Es cierto que ahora se contempla alguna de ellas en la forma llamada “transversal” de acercamiento a la realidad. Es posible, sin embargo, que pudieran ser agrupadas en nuevas y potentes asignaturas, la mayoría de las cuales parece que debería formar parte de lo que se llama educación “gratuita” u “obligatoria”; es decir, ahora más de diez años cruciales y cautivos, utilizando un término de técnica publicitaria. ¿Más asignaturas? Éstas no ocuparían todo un curso (aunque quizá debieran insistirse en más de uno) y seguramente con mayor derecho y necesidad social que otras materias. Algunas serían impartidas por equipos volantes, dada su naturaleza especial o práctica.


Por otra parte, periodos como el aprendizaje a conducir automóviles, o los de recuperación o garantía social, son oportunidades magníficas que podrían ser excelentemente aprovechadas.

 

IDEAS, o en el lenguaje Circunstancia.net, colaboraciones.

Agrupadas para una más fácil lectura (aunque algunas probablemente debieran estar en más de un capítulo) pero sin ordenar demasiado, para no jugar, también nosotros, a los “planes de estudios”:

Primera parte. En relación con la misma Enseñanza:

-La técnica delaprendizaje y el estudio. La organización casera del estudio, el orden, etc.

Se siguen anunciando cursos “de fin de semana” o para “aprovechar parte de las vacaciones”, de institutos privados que enseñan técnicas de estudio en forma condensada y exterior al sistema educativo Lo que cuanto más se piensa más absurdo parece, y recuerda la época de la censura, cuando el quiosquero “de cabecera” te vendía los periódicos y además te comunicaba oralmente las noticias no publicadas, que le llegaban desde las redacciones a través de los capataces de distribución. A pesar de la exhortación de la Unesco para aprender a aprender, seguimos en la escuela carolingia, sólo que ahora el Dóminus es el estado.

-El sentido del estudio, para la acción y la transformación personal.

-A pensar. La evocación de alternativas, la evaluación, incluso el pensamiento crítico.

-A observar, en general. Las técnicas de “darse cuenta”. La correcta atención, relacional, base de la llamada “buena memoria”; la ordenada subconcienciación, que produce las oportunas asociaciones de las ideas y nociones adquiridas,

-La prevención de la deseducación que producen algunos programas televisivos, algunos “amigos”, etc. No es socialmente obligatorio decir groserías, fumar, tomar bebidas alcohólicas.

-La lectura muy, pero que muy, fluida e incluso, más adelante, la lectura rca (relajada / concentrada / acelerada). La lectura “no es negociable”: durante toda la vida tendrán que leer las instrucciones de los medicamentos, de los aparatos. Estudiar es muy penoso y se abandona si no se lee con suma facilidad. La responsabilidad de los maestros (perdón, de los profesores de no sé qué siglas) es tremenda en este capítulo así como la de los inspectores de enseñanza (¿siguen existiendo y actuando con la debida frecuencia y perspicacia?).

-La asimilación correcta de la enseñanza.de la experiencia.

-Los programas informáticos genéricos: proceso de textos, bases de datos, hojas de cálculo, etc., el ordenador. Como parte del proceso cerebral de los humanos de hoy.

-La prevención del efecto gang (3 ó 4, por ejemplo, cometen fechorías que 1 + 1 + 1 + 1 nunca concebirían). “Los psicólogos intervendrán en el caso de un niño torturado por otros en Valencia”, dicen los periódicos, o “Tres adolescentes queman viva a una indigente”, o tantos casos. Decía Ortega que no sabemos lo que nos pasa y eso es lo que nos pasa. Se trata de aprender “lo que nos pasa” en ocasiones, para evitar sus consecuencias. Esta enseñanza ha de servir, como todas, para toda nuestra vida. Véase lo que ocurrió con el “piquete” antiabortista que mató al médico David Gunn, etc. Los piquetes…

-La causa de los síndromes de abstinencia. La rápida inhibición de la producción interna de endorfinas, prácticamente desde la “primera vez” (inmediata y casi irreversible en la heroína); lo que debe sustraer del esquema de “ensayo y error”, por el que se lleva a cabo el aprendizaje espontaneo de la vida, el “probar” las drogas, del mismo modo que se excluye de este esquema del “a ver qué pasa” el dispararse un tiro en la sien, arrojarse de un quinto piso o partir la cabeza a otro con un hacha. Esta lección debe ilustrarse con documentales de animación sobre la producción y la inhibición de las endorfinas, los efectos de esta inhibición en el sistema homeostático (que explica los fríos y temblores del “mono”). El ministro del Interior debiera presionar al de Educación para que este punto y el referente al efecto gang, etc., fueran parte dramática del aprendizaje de la vida.

-El ensayo y error, su técnica y, como hemos visto, límites.

-Las claves para diferentes idiomas, los más cercanos; formas del plural (por qué no debe decirse “espaguetis” ni paparazis”, por ejemplo), declinaciones, veinte palabras más diferentes, los “falsos amigos”…

-La educación paralela como tal (teatro, cine, TV, exposiciones, lecturas); cómo incorporarlos a la propia formación.

-La formación continuada. El hecho de que ha de durar toda la vida y el goce de esta realidad, puesto que no se deja de ser joven y de “crecer”  hasta que se deja de estudiar y aprender conscientemente (Konrad Lorentz, concepto de neotenia),

Siga usted, por favor. Escriba a [email protected]

Y continuaremos con:

Segunda parte. En relación con la felicidad propia y la de los demás.

Tercera parte. En relación con unas mejores relaciones personales.

Cuarta parte. En relación con la salud.

Quinta parte. En relación con la vida “práctica” y laboral.

Sexta parte. En relación con la Sociedad.

Séptima parte. En relación con el éxito personal y común.

 

JP

 

Primera Página

 

 

Trabajemos ya con esta primera parte. Tenga en cuenta que las otras serán alternadas con otros temas, incluidos los sugeridos o iniciados por usted.

Creado con Wordpress | Traducido por Wordpress España