Director:
Julián Plana

Colaboradores:
Véase Página de Firmas

Producción:
Tarsis.net
La originalidad y la intención de Ortega no están en la primera parte de la frase, la anterior a la coma, sino en la posterior a esa coma. De hecho, yo soy yo y mi circunstancia, que es una referencia al Ideen de Husserl, publicado meses antes (Ich bin ich und meine Umwelt), puede ser una sentencia disculpatoria: yo soy yo pero, claro, está también mi circunstancia... Sin embargo, la frase completa de nuestro pensador nos obliga a la acción y nos hace responsables del resultado.

CUATROCIENTOS AÑOS ENTRE DOS CABALLEROS  

 

Celebraciones y conmemoraciones suelen dejar obras perdurables. Los juegos olímpicos, que son ambas cosas, nos dejan estadios y pabellones deportivos e incluso nuevas vías urbanas y edificios polivalentes. Las victorias, arcos de triunfo; que no siempre recuerdan a quienes los admiran exactamente unos precisos sucesos…

Menos mal que la escasa y desagradecida conmemoración de los cuatrocientos años de la brillante segunda parte del Quijote, así como de la casi simultánea muerte de Cervantes, nos ha dejado en las manos este libro estelar. Sí, un libro en la estela inextinguible de don Miguel y don Alonso.

(Por cierto, y hablando de conmemoraciones, el mismo 2016 hizo ninguno menos de sesenta años desde que Gabriel Elorriaga Fernández y el que está escribiendo estas líneas se conocieron y empezaron a colaborar, no siempre sin divergencias).

Tengo dicho a Elorriaga, y por más de una vez, que da la impresión al lector de que escribe como se respira; con la misma naturalidad, adecuación a la ocasión y eficacia funcional. Lo que no quiere decir que no sea perfeccionista aunque nadie lo advierta. Porque conservo el recuerdo de cuando Gabriel dirigía la revista universitaria La Hora y, en la imprenta los días de cierre, tenía nada menos que al magnífico escritor Daniel Sueiro sentado al lado de un linotipista, corrigiendo una y otra vez los pies de imágenes para que coincidiera la longitud de todas sus líneas y no quedara corta la última.

Este libro en concreto se parece extraordinariamente a su autor. Concienzudo, elegante, como él califica y muestra luminosamente en su texto el pensamiento de don Quijote. Dialéctico, como la interacción Quijote-Sancho, Cervantes-sociedad de su tiempo (y aun del nuestro), España-mundo…

Una foto de su autor con este libro en las manos sería una redundancia.

No haré destrozo (o spoiler, como se dice ahora) de este libro, que ha de ser leído. Me limitaré a decir que no deja elemento en presencia sin algún comentario dos veces bueno. Del concepto de novela a la reciente individualizada sepultura de los restos de Cervantes, de don Alonso al ilimitable femenino, de Clavileño a las galeras de Barcelona, de la hidalguía a las bibliotecas tapiadas; de aquellos tiempos a hoy mismo. 

Así habló don Quijote, sí. Y así escribe don Gabriel.

 

JP

 

Así habló don Quijote
Una visión actual de un libro eterno
Gabriel Elorriaga Fernández
IV Centenario de Cervantes
Glyphos Publicaciones, 2016
ISBN-13: 978-84-945386-5-0

Primera Página

Creado con Wordpress | Traducido por Wordpress España